Home >> Artículos >> Cómo afecta al metabolismo el estrés

Cómo afecta al metabolismo el estrés

En la actualidad, vivimos en una cultura frenética que se basa en la urgencia y los plazos. Cuantas más cosas hagas en menos tiempo, mejor. El trabajo, la familia y el tiempo de ocio se han vuelto todo un acto de equilibrio. La tensión, las preocupaciones, la ansiedad y el miedo son demasiado comunes. Los problemas emocionales como el fracaso en los matrimonios, la muerte de los seres queridos, o simplemente las relaciones complicadas; van acompañados de presiones del trabajo.

Chica en el estrésEl estrés, especialmente una exposición prolongada al mismo, puede afectar seriamente a tu metabolismo, además de tu salud y bienestar general.

Existe una hormona en nuestro cuerpo llamada cortisol, que contribuye a algunas de las funciones del organismo. Ayuda a regular la presión sanguínea, la producción de insulina para la estabilidad del azúcar en la sangre, el aumento de la inmunidad, y el metabolismo adecuado de la glucosa.

Los ligeros aumentos de cortisol pueden ser beneficiosos, dando como resultado una buena dosis de energía rápida e inmunidad sana, una memoria fortalecida, y un mayor umbral de dolor. Sin embargo, cuando se libera demasiado cortisol, o esto sucede con mucha frecuencia, puede tener las siguientes consecuencias:

  • Desequilibrios en el azúcar en sangre
  • Mayor presión sanguínea
  • Inmunidad reducida
  • Peor rendimiento cognitivo
  • Reducción de la densidad de los huesos
  • Reducción del tejido muscular

El cortisol estimula particularmente la liberación de aminoácidos de tus músculos, que se convierte en glucosa que servirá como fuente de energía para que tu cuerpo pueda hacer frente al estrés. Efectivamente, tus músculos están a merced del cortisol si no controlas sus niveles en tu cuerpo.

La producción de cortisol está fundamentalmente condicionada por el estrés, ya sea de naturaleza física o emocional. ¿Recuerdas lo que dijimos acerca de tu rutina de ejercicios? No te sobrecargues, porque desencadenarás la respuesta al estrés de tu cuerpo.

El estrés también es dañino para el cuerpo en el sentido de que lleva a la producción de más ácidos que los que el cuerpo necesita. Nuestros cuerpos habitualmente tienen un 80 por ciento de alcalino y 20 por ciento de equilibrio de ácidos. Un mayor nivel de ácido estropea el equilibrio. Tener demasiado ácido disminuye tu inmunidad y te hace más vulnerable a las enfermedades. Los niveles muy elevados también afectan a las funciones del organismo, incluido el metabolismo.

Maneras de desestresarse

Hay muchas maneras de desestresarse, tantas como maneras de estresarse. Elige las que te gusten.

Para recargar las pilas:

Aromaterapia

AromaterapiaSe trata de una manera particularmente efectiva para liberar el estrés que hayas tenido durante el día. Los aceites esenciales de lavanda y la menta tienen excelentes propiedades relajantes. Unas pocas gotas mezcladas con agua en tu quemador de aceite serán suficientes. También puedes combinar la aromaterapia con la meditación.

Mientras te envuelve el aroma, siente cómo se disipan tu cansancio y preocupaciones. Luego quedará el aroma, y podrás imaginar cómo se los ha llevado por completo. También puedes relajarte brevemente con la aromaterapia en el trabajo. Pon unas gotitas en un pañuelo e inhálalo. Cierra los ojos mientras lo haces.

Masaje

MasajeTambién se conoce como toque terapéutico. Un masaje también es beneficioso al relajar los músculos y las articulaciones que han estado en tensión por el continuo estrés.

Los músculos de la espalda son particularmente susceptibles.También puedes combinar el masaje con la aromaterapia -puedes pedir al masajista que utilice aceites esenciales para tu masaje. Y la hierbabuena tiene un efecto excelente. Además de su aroma, dará frescor a tu cuerpo al emplearse como aceite de masaje.

Terapia musical

Música de la audiencia joven parejaPon un poco de música agradable y relajante en tu reproductor, siéntate cómodamente, cierra los ojos y deja que la música te absorba. Imagina que se esfuman tus preocupaciones, tus miedos y tus ansiedades.

Una buena alternativa a la música suave son los sonidos de la naturaleza, como las olas del mar. Tienen muy buenas grabaciones de sonidos de la naturaleza en las tiendas de música. Si te gusta relajarte en la playa, lleva la playa a casa mediante una grabación de las olas del océano.

Imaginación

Imagina que estás poco a poco ascendiendo del suelo y flotando por el aire. Flotas en el claro cielo azul, con un perfecto equilibrio y harmonía en el viento. Tras un rato, siéntete descendiendo de nuevo y tocando el suelo suavemente. Esta imaginería es especialmente útil, no solo para relajarte sino para estimular una buena respuesta al estrés – como una cometa que deja harmonía en el viento, aunque el propio viento puede hacer que la cometa pierda en control.

Otra técnica de imaginería es imaginar una bonita escena de la naturaleza como la cima de una montaña, una isla apartada o una selva tropical. Imagínate allí, con una perspectiva en primera persona, caminando por el lugar y apreciando toda su belleza.

Puedes variar los lugares que visitas cada vez que utilizas esta técnica, o puedes escoger uno y convertirlo en tu santuario – el lugar al que huyes en momentos de estrés.

A largo plazo:

¡Piensa de forma positiva!

Tus pensamientos realmente influyen en tu salud y bienestar. Tus pensamientos pueden en realidad convertirse en realidad, como mantienen los filósofos, los ponentes contemporáneos e incluso los científicos. Así que los pensamientos negativos se pueden manifestar de forma negativa, y viceversa. Así que lo que debes hacer es pensar en cosas positivas y agradables.

Si tienes ansiedad por algo, como una presentación próxima en el trabajo, imagínate -con una perspectiva en primera persona- que estás dando una presentación absolutamente brillante. Imagina las reacciones de tu audiencia. Siente esas emociones como si ya estuvieras allí. Las imágenes son más poderosas que las palabras, así que aplica el mismo principio a tus pensamientos.

Deja que se marchen los sentimientos negativos

Zambullirte en sentimientos negativos solo hará que aumente el ácido en tu cuerpo. No me extraña que la tensión y el miedo lleven a ardor de estómago o indigestión, mientras que una preocupación crónica o resentimiento te hacen más susceptible a una elevada presión sanguínea.

Sin embargo, no contengas tus pensamientos, aunque algunos te parezcan irracionales. Eso también aumentará el ácido de tu cuerpo. Siéntelos, exprésalos mediante una catarsis saludable en un entorno seguro si así lo necesitas (p. ej. gritando en la almohada) -y expúlsalos. La clave es dejar que se vayan. No te pierdas en los sentimientos negativos.

Medita diariamente

Haz de la meditación un hábito. A largo plazo, la meditación te proporciona tranquilidad y te hace más llevadero enfrentarte al estrés. No hace falta que sea una meditación compleja – detenerse y vaciar la mente es la clave. Siéntate en una postura cómoda y respira despacio y profundamente. Céntrate en cada parte de tu cuerpo y siente cómo se libera la tensión. Cuando te sientas suficientemente relajado(a), podrás repetir en silencio una palabra simple que no tenga ataduras emocionales para ti -por ejemplo, puedes decir ‘’árbol’’.

O puedes decir una letra, como la ‘a’. Repite esta palabra o letra en tu mente durante alrededor de un minuto. Luego, siéntate tranquilamente y deja que vengan pensamientos a tu mente. Observa tus pensamientos como si estuvieras lejos de ellos, o fuesen de otra persona. Así no te detendrás en ninguno de ellos. Objetivamente, deja que los pensamientos pasen por tu mente de visita y se vayan. Si alcanzas un estado de vacío, en el que no estés pensando en nada, ¡felicidades! Pero puede que te lleve un poco de tiempo.

Ponte a hacer yoga

YogaNo solo porque es un excelente aliviador del estrés, sino que también potencia tu metabolismo. El sistema endocrino y la tiroides regulan el metabolismo. El yoga propone muchas posturas que dan un giro saludable a tus órganos endocrinos, fortaleciéndolos y repercutiendo positivamente en el metabolismo.

Para relajarte del estrés, no obstante, una buena postura de yoga es la llamada ‘postura de cadáver’. Como dice el nombre, deberías tumbarte así para liberar la tensión de tu cuerpo. También es una buena manera de terminar tu sesión de yoga.

Planea con antelación

Si la causa del estrés es recurrente, tenla prevista. Cuando la hayas identificado, pregúntate si hay alguna manera de evitarla. Por ejemplo, una causa de tu estrés puede ser el tráfico de por la mañana. Para relajarte en el camino al trabajo, tienes que salir pronto. Luego recordarás que ves la televisión todas las noches, a veces hasta tarde. Para evitar el estrés de por la mañana, puedes llegar a la conclusión de que puedes disminuir el tiempo que pasas frente al televisor e irte a dormir antes.

Por cierto, si tu cuerpo está a merced del estrés durante largas horas de trabajo, deberías modificar tu dieta manteniendo los principios rápidos del metabolismo. Necesitas especialmente tomar vitamina C, que ayuda a tu cuerpo a luchar contra el estrés. Toma varias raciones de frutas cítricas y fresas. Para las verduras, el pimiento rojo dulce es una excelente fuente de vitamina C. Además de estos consejos, seguimos con lo mismo -toma carbohidratos complejos, sobre todo fibra y también proteínas.

Por qué es importante dormir

Mientras duermes, tu cuerpo se recupera completamente del trabajo. Tus músculos también crecen – efectivamente, tras el ejercicio cuando duermes. Con poco sueño, crecerán poco aunque inviertas mucho tiempo entrenando.

La falta de sueño tampoco dejará que tu cuerpo esté en forma y afectará a tu energía como resultado. Sentirás que te cansas fácilmente en unas pocas series.

Asimismo, los estudios científicos demuestran que la falta del sueño afecta al metabolismo de los carbohidratos. No se metaboliza tanto la glucosa, dando como resultado más hambre y peor metabolismo generalizado.

Es importante que duermas al menos ocho horas todas las noches para que tu cuerpo se recupere completamente. Aunque los ritmos circadianos pueden variar, los más normales están entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. Es el mejor periodo para que los músculos crezcan. Por tanto, ¡ve a dormir pronto para aumentar tu metabolismo!